CURSO TYA 2019: Una clínica en la época de las adicciones generalizadas.  JORNADAS NACIONALES DEL TYA ARGENTINA 2019: El vacío de las drogas

31 DE AGOSTO 2019

PROMOCIÓN Anticipadas hasta el 30 de Junio

♦Generales $ 700

♦Estudiantes $ 400

DESPUÉS del 30 de junio de 2019

♦Generales $ 1000

♦Estudiantes $ 600

INSCRIPCIÓN por LINK

Con Todos los medios de pago a través de Mercadopago o en la Sede de la Sección

♦Generales $ 700 https://www.mercadopago.com/mla/checkout/start?pref_id=420182642-1f999615-c37a-495a-9f5e-cd1d52b0fa33

♦Estudiantes $ 400 https://www.mercadopago.com/mla/checkout/start?pref_id=420182642-33430c73-2dad-4477-97dc-98f4d7ab2534

Enviar comprobante del depósito a jornadasnacionalestya@gmail.com

Luego Completa el Formulario para concluir la Inscripción

http://docs.google.com/forms/d/1oJt419K4L_7VQd75O6rGnKAcgyIZVIzmHga1fOLWoQ4/edit?usp=sharing_eil&ts=5cc4ab22

 

ARGUMENTO DE LAS JORNADAS NACIONALES DEL TyA

El vacío de las drogas

“Esa experiencia vivida de la intoxicación es también una experiencia vacía, y es una experiencia que no podríamos poner en serie con la experiencia del análisis como experiencia subjetiva, más bien si se trata de experiencia se trata de una experiencia vacía de sujeto. O al menos vacía del sujeto del inconsciente” (1) Mauricio Tarrab: “Una experiencia vacìa” 4 marzo 2017 AmpBlog

Luego del vértigo, el vacío.

En las últimas jornadas anuales de la Red TyA (2) examinamos cómo se configura la clínica actual de las toxicomanías a la luz del vértigo. En esta oportunidad hemos decidido explorar el vacío.
Hemos partido, con Lacan, del sintagma de la droga como aquello que se interpone entre el sujeto y el falo, y hemos ubicado, a partir de esta práctica de goce, un denominador común: el vacío existencial que relatan los así llamados toxicómanos.
Un rasgo diferencial de nuestra práctica consiste en saber precisar, a partir de lo que se presenta como una demanda signada habitualmente por la urgencia, cuál es el lugar del analista en esta clínica, cómo da forma y mantiene la vigencia de aquello que Lacan denomina poder discrecional del oyente (3).
La clínica freudiana implica un cuerpo afectado por el lenguaje, un cuerpo, por ende, productor de síntomas. La clínica del siglo XXI, en cambio, es la clínica de un sujeto que, en la búsqueda de objetos que satisfagan un goce de manera inmediata, se encamina, indefectiblemente, hacia un horizonte de desidia.
El vacío de las drogas es en definitiva la experiencia del ser toxicómano , una experiencia vacía del sujeto del inconsciente. (4)
Ahora bien, ¿qué entendemos por vacío?
Lacan parte de la idea de que el sujeto es producto de un vacío, es decir, que hay un vacío estructural en el origen de cualquier consideración seria en torno de la subjetividad.
Lacan se va a servir de representaciones como la vasija o el tarro de mostaza, puesto que lo fundamental es «el vacío que crea, introduciendo así la perspectiva de llenarlo».
De este modo, compara al recipiente con el discurso, diciendo por ejemplo que, si el vaso puede estar pleno, es en tanto que primero, en su esencia, está vacío. Así es que «la palabra y el discurso pueden ser plenos y vacíos» (5).
En definitiva, el pote de mostaza y el vaso le permiten a Lacan introducir aquello alrededor de lo cual giró el problema de la Cosa. «[…] el vaso como un objeto hecho para representar la existencia del vacío en el centro de lo real que se llama Cosa».
Desde esta perspectiva podemos decir que la Cosa, lo real, el goce son representados por este vacío. La cuestión, desde allí en más, es cómo arreglárselas con eso.
Más adelante, en el Seminario 10, Lacan retoma la referencia a la vasija, pero a la luz de la frase «a lo real no le falta nada» (6).
A partir de aquí lo real no puede ser representado por la vasija. En todo caso, la vasija servirá para decir acerca de la «relación del hombre con el objeto y con el deseo, está ahí toda entera como algo sensible y que sobrevive».
A la altura del Seminario 16 Lacan toma la teoría de los conjuntos para introducir un elemento de la lógica. Ya no es el sujeto tachado el representado por un vacío, sino el Otro: «El Otro, en el sentido en que lo introducimos, provisto de este A mayúscula, adquiere valor destacado, no por ser el Otro entre todos, ni tampoco por ser el único, sino solamente, porque podría no estar y en su lugar solo habría un conjunto vacío» (7), y agrega que la serie de significantes que el lugar del Otro introduce asumen el valor de un relevo del vacío.
Finalmente, en el Seminario 24, a partir del recorrido que Lacan hace con François Cheng, el Tao designa el vacío original de donde emana el soplo primordial que es el Uno. El Uno se divide en dos soplos vitales, el Yin y el Yang. El soplo del vacío central es mediador con respecto al Yin y al Yang, quienes, sin aquel, errarían cada uno en su ámbito, mientras que, su intervención mediante, los dos coinciden en un campo común (8).
Cheng nos recuerda una interpretación que le hiciera Lacan, que viene al caso para ubicar mejor este vacío mediador: «Querido Cheng, usted ha conocido una serie de rupturas en su vida, usted sabrá transformar esas rupturas en vacío mediador actuando, lo que le va a permitir relanzar su presente a su pasado y, al final, usted estará en su tiempo».
Éric Laurent propone pensar el Tao como la vía del psicoanalista que se dirige a lo real (9.). El psicoanalista debe poder hacer con esas rupturas, con eso que no se puede decir en palabras, actuando en ese vacío central, en ese vacío mediador. Se trata del vacío mediador que Lacan comenta en Lituraterre (10) : «Entre centro y ausencia, entre saber y goce, hay litoral que sólo vira a lo literal para que ese viraje puedan tomarlo ustedes en todo momento. Es solo por eso que pueden ustedes considerarse como agentes que lo sostienen».
Este recorrido seguramente nos llevará a plantearnos dónde nos encontramos y hacia dónde vamos, en ese real sin ley que tan bien queda dibujado en el panorama de las toxicomanías.
¿Cuál será entonces la estrategia del analista ante ese sentimiento de vacío producido por los estragos de las drogas?
El analista interviene a partir de la función del vacío mediador para que el parlêtre pueda confrontarse con el arrasamiento producido por la pérdida de referen-tes, ese vacío que amenaza tragárselo una y otra vez en la iteración del consumo.
Es desde este punto que convocamos a los participantes a que nos cuenten cómo se las arreglan con ese real en su práctica. A que puedan mostrar con su casuística qué nos diferencia de las psicoterapias. De qué modo el psicoanálisis se demuestre como un esfuerzo distinto a los demás (11).
Veremos entonces cómo se las arreglan aquellos practicantes del psicoanálisis que se orientan con Lacan para hacer existir el inconsciente en aquellos que se presentan rechazándolo.

🔵REFERENCIAS
(1) Tarrab, M. (2017) Una experiencia vacía, recuperado de http://ampblog2006.blogspot.com/…/una-experiencia-vacia-por….
(2) XXVI Jornadas Nacionales Red TyA “Las Nuevas Normalidades y el Vértigo de las Drogas”.
(3) Lacan, J. (1955) Escritos I. Variantes de la Cura Tipo. Siglo XXI Editores.
(4) Tarrab, M. (2017) Idem.
(5) Lacan, J. (1959) El Seminario Libro VII, La Ética del Psicoanálisis. Editorial Paidós. pág. 149.
(6) Lacan, J. (1962) El Seminario Libro X, La Angustia. Editorial Paidós. pág. 202.
(7) Lacan, J. (1968) El Seminario Libro XVI, De Un Otro al Otro. Editorial Paidós. pág. 326.
(8) Lacan, J. (1974) El Seminario Libro XXIV, L´Insu que sait de l´une beue s´ aile a mourre.

(9) Laurent, E. (1999) “El Tao del psicoanalista” en El Caldero de la Escuela N° 74, EOL, Bs. As.
(10) Lacan, J. (1971) Otros Escritos. Lituraterre. Paidós.
(11) Lacan, J. (1955) Idem.

🔽EJES TEMÁTIOS PARA LA PRESENTACIÓN DE TRABAJOS
 La época
El objeto Droga en la Civilización
Prohibición y Empuje al Goce
El goce y las formas actuales de la sublimación

 La Clínica, estrategias del analista
Toxicomanía: problema o solución (Función del Tóxico).
El goce toxicómano y la pulsión
Sujeto de goce o Sujeto del Inconsciente
Goce fálico, goce toxicómano y goce femenino.
Vacío de la droga, vacío del sujeto, sujeto vacío
Del pedido de consulta a la demanda

Adixiones
Rechazo del Inconsciente
La dispersión actual de los goces
Adixión al juego
Adixión a Internet
El vacío en las Adixiones

Episteme
Sintomatizar el síntoma
Pensar el vacío
Drogas, vértigo y vacío
Función del vacío
Vaciar de sentido
Lo real y el vacío
Toxicomanías y estructuras clínicas

🔻PRESENTACIÓN DE TRABAJOS
Aquellos que quieran participar con la presentación de trabajos deben enviarlo a la siguiente direcciòn:
jornadasnacionalestya@gmail.com

Formato: Letra Timen New Roman, 12, interlineado 1,5.
Extensión de 6000 caracteres con espacios.
Fecha Límite para la presentación de trabajos: 22 de julio
Encabezado del texto:
-Nombre y Apellido del autor
-Dirección de mail
-Título del Trabajo
-Eje Temático en el que se inscribe


CURSO TyA-Rosario 2019: Una clínica en la época de las adicciones generalizadas 

 

Comienza  el 15 de mayo de 2019.

1 er. y 3 er. Miércoles del mes de 20hs. a 22 hs. en Eol Sección Rosario- Urquiza 2217

Responsable de la actividad: Daniel Senderey y Adrían Secondo

 


TyA – Rosario Clínica de las Adicciones

Clínica de las Adicciones 2018

Presentación y conversación de casos clínicos. Responsable de la actividad: Daniel Senderey

1 er. y 3 er. Miércoles del mes de 20 a 22 hs. en Eol Sección Rosario- Urquiza 2217

Comienza 06 de Junio.

«Podemos ser contemporáneos, eficaces y empujar a una no conformidad, es decir, no solamente repetir lo bien sabido, sino dirigirse cada vez al punto candente de no saber» ( Eric Laurent ¿Cómo se enseña la clínica?, página 22)

Actividad no arancelada que requiere inscripción por mail a: tyarosario@gmail.com