JORNADAS ANUALES DE LA EOL SECCIÓN ROSARIO NO TODO 1Y2 DE OCTUBRE

No- todo. ( II )

El no-todo es un operador que Lacan define a partir de su práctica de la cual desprende su enseñanza. Es solidario de una afirmación formalizada como negación: No hay relación sexual. El axioma propone que no hay dos, de lo cual se desprende que partir del Uno para llegar al dos es un artificio del lenguaje.

Rastreamos los orígenes de este no-todo en Freud en la cualidad de parcial con la que conceptualizó la pulsión. Dicha cualidad supo dar sus espejismos de totalidad: las pulsiones encuentran sus objetos de satisfacción, pero con ellos no se alcanza el anhelado dos del objeto genital, universal.

En La fuga de sentido, J-A Miller afirma: “la pulsión es palabra”i y ubica la relación imposible entre la pulsión y su objeto, así como la relación que no hay entre la palabra y su referente, entre el significante y el significado, entre el objeto, la pulsión y la Cosa.

El objeto a lacaniano no se inscribe en esa genealogía post-freudiana de los objetos parciales, sino en la pulsión que es no-toda.

Este no-todo permite al psicoanálisis entrar en los debates actuales, sosteniendo la inexistencia de la diferencia sexual en el inconsciente. No hay representación en el inconsciente de la diferencia sexual como tampoco la hay de la muerte.

J. Lacan afirma que “El Otro falta” en el momento de disolución de la Escuela. Fue el 15 de enero de 1980.

La negación de su existencia, “el Otro no existe”, tal vez provenga de ese momento. J-A Miller lo pone a la cuenta de la época.

Esto implica localizar un cambio de estatus y de situación: se trata del pasaje de la lógica del TODO y la excepción (al menos uno que no), lógica fálica y de la norma macho, a la época del no-todo.

Este pasaje de una lógica a otra, es correlativa de las caídas de las identificaciones tradicionales, apareciendo en contrapartida, un empuje al goce. Encontramos hoy que los síntomas se presentan sin su cara de sentido, síntomas que no hablan; nos introducimos en una clínica “fuera de sentido”.

J- A Miller, en “El Uno solo”ii indica que la época actual está marcada por una “aspiración a la femineidad”. Nos interrogaremos acerca de ello.

¿Qué modificaciones en la práctica del psicoanálisis, que es una práctica de palabra, se verifican a partir de este operador singular, el no-todo?

¿Qué variaciones introduce la negación respecto de los campos de goce en el Uno y el Otro?

i Miller, J-A. (2012). La fuga del sentido. p.185. Buenos Aires: Argentina: Grama.

ii Miller, J-A. (2011). El Uno solo. Inédito.

INSCRIPCIÓN:

Las inscripciones se realizarán con transferencia bancaria enviando el cupón de pago al correo de las Jornadas jornadasnotodorosario@gmail.com , con copia a eolseccionrosario@gmail.comaclarando nombre y apellido de la persona inscrita, DNI y correo electrónico para recibir el link de Ingreso a la sala virtual.Será efectiva su inscripción cuando obtenga respuesta de recepción. Por favor, aclarar cuando haya hecho la transferencia con una cuenta de tercero.Fecha límite de inscripción 28 de septiembre.ARANCELES:Miembros de la AMP: $2.800Adherentes y Participantes: $2.000No miembros: $1.500Del exterior: acordar modo de pago escribiendo a los correos antes mencionados.
Cajas de ahorro del Banco de Galiciacaja de ahorro en pesos N°: 402525652335 con CBU Nro: 0070233330004025256557 CUIT:30698328688

Lectura de extracciones:

EXTRACCIONES 1

Vamos a acercarnos al No-todo desde diferentes perspectivas en un intento de morder, de cernir.

Hemos llamado EXTRACCIONES a nuestros boletines.

Se trata de una acción, extraer, pero también de un efecto. Lo que se extrae, lo que cae, lo que descompleta y permite que el juego comience: partes del cuerpo, significantes, objetos, sonidos, otros. Todos esos pequeños hallazgos nos permitirán aproximarnos un poco más a la lógica del no- todo. Así como Aquiles intenta alcanzar a Briseida y a cada paso nos muestra lo imposible, la falla, lo infinito, nos embarcamos en esta carrera, no de velocidad, sino de resistencia.

El análisis comienza con un recorte y capitona cuando puede ubicarse desde la lógica lo que ese agujero implica. No-todo es una lógica lacaniana, no simplemente el todo al que algo le falta, eso sigue siendo fálico. Se trata de una extracción pero de diferente estatuto.

Los invitamos a extraer saldos con nosotros, pero no a sumarlos en serie, sino a recorrer la fuga hasta donde nos sea posible.

Silvana Facciuto

Miembro EOL Sección Rosario y AMP

EXTRACCIONES 2

El no-todo es un operador que Lacan define a partir de su práctica de la cual desprende su enseñanza. Es solidario de una afirmación formalizada como negación: No hay relación sexual. El axioma propone que no hay dos, de lo cual se desprende que partir del Uno para llegar al dos es un artificio del lenguaje.

Rastreamos los orígenes de este no-todo en Freud en la cualidad de parcial con la que conceptualizó la pulsión. Dicha cualidad supo dar sus espejismos de totalidad: las pulsiones encuentran sus objetos de satisfacción, pero con ellos no se alcanza el anhelado dos del objeto genital, universal.

En La fuga de sentido, J-A Miller afirma: “la pulsión es palabra” y ubica la relación imposible entre la pulsión y su objeto, así como la relación que no hay entre la palabra y su referente, entre el significante y el significado, entre el objeto, la pulsión y la Cosa.

El objeto a lacaniano no se inscribe en esa genealogía post-freudiana de los objetos parciales, sino en la pulsión que es no-toda.

Este no-todo permite al psicoanálisis entrar en los debates actuales, sosteniendo la inexistencia de la diferencia sexual en el inconsciente. No hay representación en el inconsciente de la diferencia sexual como tampoco la hay de la muerte.

J. Lacan afirma que “El Otro falta” en el momento de disolución de la Escuela. Fue el 15 de enero de 1980. La negación de su existencia, “el Otro no existe”, tal vez provenga de ese momento. J-A Miller lo pone a la cuenta de la época.

Esto implica localizar un cambio de estatus y de situación: se trata del pasaje de la lógica del TODO y la excepción (al menos uno que no), lógica fálica y de la norma macho, a la época del no-todo.

Este pasaje de una lógica a otra, es correlativa de las caídas de las identificaciones tradicionales, apareciendo en contrapartida, un empuje al goce. Encontramos hoy que los síntomas se presentan sin su cara de sentido, síntomas que no hablan; nos introducimos en una clínica “fuera de sentido”.

J- A Miller, en “El Uno solo” indica que la época actual está marcada por una “aspiración a la femineidad”. Nos interrogaremos acerca de ello.

¿Qué modificaciones en la práctica del psicoanálisis, que es una práctica de palabra, se verifican a partir de este operador singular, el no-todo?

¿Qué variaciones introduce la negación respecto de los campos de goce en el Uno y el Otro?

[1] Miller, J-A. (2012). La fuga del sentido. p.185. Buenos Aires: Argentina: Grama.

[1] Miller, J-A. (2011). El Uno solo. Inédito.

Comisión científica:

Adrián Scheinkestel, Daniel Perretta, Silvana Facciuto

EXTRACCIONES 3

Bibliografía No toda.

Freud, Sigmund: “El tabú de la virginidad”, Obras completas, t. XI, Amorrortu

Freud, Sigmund: “Tótem y tabú”, Obras completas, t. XIII, Amorrortu

Freud, Sigmund: “Análisis terminable e interminable”, Obras completas, t. XXIII, Amorrortu

Lacan, Jacques: “Prefacio a la edición inglesa del Seminario 11”, Otros Escritos, Paidós

Lacan, Jacques: El atolondradicho, Otros escritos, Paidós

Lacan, Jacques: Televisión, Otros escritos, Paidós

Lacan, Jacques: El seminario, Libro 18, De un discurso que no fuera del semblante, cap. VIII “El hombre y la mujer y la lógica”, cap. IX “Un hombre y una mujer y el psicoanálisis”, cap. X “Del mito que Freud forjó”, Paidós

Lacan, Jacques: El seminario, Libro 19,…o peor, Paidós

Lacan, Jacques: El Seminario, Libro 20, Aún, Paidós

Lacan, Jacques: El Seminario, Libro 23, El sinthome, Paidós

Miller, Jacques-Alain: De la naturaleza de los semblantes (1991-1992). Cap. VI “El analista y los semblantes”, Cap. VII “El semblante, entre lo simbólico y lo real”, cap. VIII “La verdadera naturaleza del objeto a”, cap. XIV “De la verdad al goce”, Paidós

Miller, Jacques-Alain: La fuga del sentido (1995-1996). Cap. IX “La relación al Otro”, Paidós

Miller, Jacques-Alain: El partenaire síntoma (1997-1998). Cap. VII “Revalorización del amor”, Cap. XII “Teoría de las parejas”, Cap. XIII “Los seres sexuados”, Paidós

Miller, Jacques-Alain: La experiencia de lo real en la experiencia psicoanalítica (1998-1999). cap. XIII “Paradigmas del goce”, cap. XIV “Las migajas del goce”, cap. XV “El primado de la práctica”, Paidós

Miller, Jacques-Alain: El lugar y el lazo (2000-2001). Cap. II “La no relación”, Paidós

Miller, Jacques-Alain: Piezas sueltas (2004-2005). Cap. I “Bricolaje”, Cap. II “De la mano de Joyce”, Cap. III “El traumatismo de lalengua”, Cap. IV “La perspectiva borromea”, Cap. V “Síntoma y sinthome”, Cap. VI “La teoría del escabel”, Cap. VII “Del objeto a al sinthome”, Cap. X “El no todo de Lacan”

Miller, J.-Alain: El ultimísimo Lacan (2006-2007). Cap. II “Entre la verdad y lo real, lo imposible”, Paidós

Miller, Jacques-Alain: El uno solo (2010-2011). Clases del 16/03/11, 23/03/11, 30/03/11. Inédito

Laurent, Eric: El psicoanálisis y la elección de las mujeres, Tres haches

Bassols, Miquel: Lo femenino, entre centro y ausencia, Grama

Brousse, Marie-Hélène: Lo femenino, Segunda parte No Ɐ. Sobre la importancia del vacío, Tres haches

Brousse, Marie-Hélène: Modo de gozar en femenino, Navarín Gram

EXTRACCIONES 4

“Que todo gira en torno al goce fálico, de ello da fe la experiencia analítica, y precisamente porque la mujer se define con una posición que señalé como el no todo en lo que respecta al goce fálico.

Llegaría más lejos todavía: el goce fálico es el obstáculo por el cual el hombre no llega, diría yo, a gozar del cuerpo de la mujer, precisamente porque de lo que goza es del goce del órgano. Por eso el superyó tal como lo señalé antes con el ¡Goza! es correlato de la castración, que es el signo con que se adereza la confesión de que el goce del Otro, del cuerpo del Otro, sólo lo promueve la infinitud. Voy a decir cuál: ni más ni menos la que sustenta la paradoja de Zenón. Aquiles y la tortuga, tal es el esquema del gozo de un lado del ser sexuado. Cuando Aquiles ha dado su paso, terminado su lance con Briseis, ésta, como la tortuga, avanza un poco, porque es no toda, no toda suya. Todavía queda. Y es necesario que Aquiles dé el segundo paso, y así sucesivamente. Hasta es así como en nuestros días, pero sólo en nuestros días, se llegó a definir el número, el verdadero, o para decirlo mejor, el real. Porque Zenón no había visto que tampoco la tortuga está preservada de la fatalidad que pesa sobre Aquiles: también su paso es cada vez más pequeño y nunca llegará tampoco al límite. Un número se define de allí, sea cual fuere, si es real. Un número tiene un límite, y en esta medida es infinito. Aquiles, está muy claro, sólo puede sobrepasar a la tortuga, no puede alcanzarla. Sólo la alcanza en la infinitud.”

Extracción de: Lacan, Jacques. Seminario 20 «AUN» – Clase 1 – Del Goce – (pág.15 y 16) 21 de Enero 1972

Aporte de Mariana Brebbia (@marianabrebbia) – Participante EOL Sección Rosario

EXTRACCIONES 5

J-A.Miller en su Curso “El lugar y el Lazo” manifiesta que hay un tipo de lazo que lo intranquiliza: la No Relación. Aunque enseguida aclara que, si bien al decir esto incluye la cuestión del lazo, en realidad la no relación es “el grado cero del lazo”, la “incoherencia absoluta”. Hay algo que la coherencia no podrá enlazar nunca. “… lo importante está en lo que no pega y que bien puede ser fugitivo”.

El consultorio de un analista es el lugar en donde el analizante sabe que lo asiste un derecho: el de ser incoherente. A través de la regla fundamental se lo invita a que no se preocupe por ser congruente. No Todo lo que pueda decir es posible de enlazarse. “Es un bien decir de otra clase”.

El prejuicio de coherencia enmarcada dentro de una lógica del Todo es rechazado en lo que concierne a la orientación lacaniana.

Aporte de Silvia Crosetto -Miembro EOL Sección Rosario

Bibliografía: Jacques-Alain Miller “El Lugar y el Lazo”

Clase II – La no relación – 22 de Noviembre de 2000

EXTRACCIONES 6

¿Qué es un analista? La Escuela está constituida alrededor de una falta. De un A barrado. Alrededor de un no saber al que Lacan llama Escuela. Lo más precioso es que no está constituida alrededor de lo que ella sabe, si no de lo que sabe que no sabe.

El analista no existe, y eso es lo que tienen en común el analista y la mujer.

Esto no impide que existan los analistas, uno por uno en su relación con el A /.

La Escuela es una oportunidad para que el surco abierto por Freud y Lacan no se cierre.

Que no se cierre implica que el fin de análisis no sea por identificación, sino por la transferencia. “Que eso pase de uno a uno”. Se transfiere trabajo que se dirige a un no saber. Se vale de S(A/) para un trabajo. No un saber cerrado, completo, dogmático ni perfecto y por ende, no caer en la disancia.

La relación con la causa analítica es singular. Cómo cada uno se arregla con eso.

Esto me parece muy valioso, la singularidad. Como dice Lacan cuando funda su Escuela, “solo como siempre he estado en mi relación con la causa analítica”. No se presenta como un sujeto que se propone él mismo como un Ideal, sino como un sujeto que está en relación con un Ideal, como los otros a los que invita a alcanzarle en su Escuela.

Aporte de Alejandra Sosa Escalada

Participante de la EOL Sección Rosario.

Bibliografía:

Jacques Alain Miller “La escuela de Lacan”

Jacques Alain Miller “La doctrina secreta de Lacan sobre la Escuela”

EXTRACCIONES 7

“Debido a nuestra revelación, el acceso de cada uno a su verdad es particular. No hay un acceso único para todos. Contrariamente a los que piensan salvar al mundo reforzando el nombre de Dios como nombre del lazo social, nosotros afirmamos que la Sociedad no es el Otro. Las nuevas eróticas de lo divino no serán solicitadas en un nuevo ágape, un nuevo amor de la humanidad universal orientada por el significante amo del Creador. Ellas pasan por el no-todo al que está confrontado el sujeto contemporáneo del discurso del psicoanálisis. Éste da a luz la inexistencia de la relación sexual entre los límites del goce fálico y lo infinito del goce femenino. Ya no se trata sólo de la pluralización. (…) Jean-Claude Milner destacaba una imprevista consecuencia del principio de lo ilimitado en la sociedad, a falta de un exterior posible, el sujeto se vuelve contra sí mismo. Si únicamente el cuerpo le da su consistencia al ser hablante, y ya no el discurso que se había soñado universal, la extracción del objeto a será siempre más apremiante, para paliar los efectos del desencadenamiento de la pulsión de muerte”.

Extracción de: Eric Laurent: “El goce sin rostro”, Apartado: “Nuevas eróticas de lo divino”

Aporte de Florencia Bojanich. Participante EOL Sección Rosario

EXTRACCIONES 8

No hay relación sexual significa que no existe diálogo entre los sexos. En lugar de sexualidad, Lacan escribe las fórmulas de la sexuación. Respecto de la función fálica introduce dos lógicas de funcionamiento diferentes del parlêtre. Del lado masculino rige la lógica del todo y la excepción y del lado femenino el no-todo.

La excepción hace de la lógica masculina una lógica de la incompletud. Esto dio lugar a la mujer castrada freudiana, en falta. Lacan revierte esto y ubica en relación a la función fálica un modo diferente, una duplicidad. No está por fuera de la función fálica, pero no está toda en ella. En el universal barrado no se trata de “ninguna” sino de un no-toda. Al eliminar la excepción no existe ninguna que no. Nada funciona como límite, es una lógica abierta y no forma clase. El universal es La mujer no existe, solo podemos hablar de una por una.

En la clínica tenemos que ubicar los diferentes síntomas y semblantes que velan la relación sexual que no hay. Está el modo macho de darle vueltas, y a lo hembra se elabora con el no-todo.

Los modos sintomáticos de goce hacen del partenaire un síntoma.

La elección masculina es buscar el objeto a de su fantasma, objeto fetiche, en el cuerpo del Otro; una variante es hacer del falo, su partenaire.

La duplicidad caracteriza el lado femenino. Puede relacionarse con el falo como semblante fálico del ser y el tener. También ofrecerse como partenaire-síntoma de un hombre haciéndose semblante del objeto a de su fantasma, como causa, pero quedar no-toda como objeto. De este lado no-todo, Lacan ubica Otro goce, enigmático, “del cual quizás nada sabe ella misma a no ser que lo siente”, suplementario del goce fálico, goce que la hace no-toda, su partenaire es el S(A/), modo que Miller llama erotomaníaco, articulado con el amor y la palabra. Lo ilimitado roza a veces la locura.

Aporte de: Rolando Gianzone

Miembro de la EOL Sección Rosario y de la AMP

EXTRACCIONES 9

“Ahora bien, cuando se habla de dar todo, ciertamente hay que protestar con firmeza: no, del lado de las mujeres se trata del no-todo. Pero porque uno se imagina que no-todo quiere decir no ir más allá, uno se imagina que el no-todo de Lacan significa: ¡Señoras, un poquito de reserva! Cuidado con esto, ya que el no-todo quiere decir el sin límite. Como me contaron que una colega dijo que estaba dispuesta a todo por la causa analítica yo digo: ¡muy bien!, eso está de acuerdo con la lógica que expongo aquí”.

Extracción de: Jacques-Alain Miller – El partenaire-síntoma – clase 18 de marzo de 1998 –

Aporte de Mónica Roveri

Miembro EOL Sección Rosario y AMP

EXTRACCIONES 10

“Una de las consecuencias más decisivas de la enseñanza de Lacan es la caracterización del estatuto singular del goce femenino.Su condición de fuera de serie en una lógica del no-todo, exige articular esa singularidad, captada en la experiencia, con los conceptos y nociones pertinentes a la teoría psicoanalítica.Más aún, esa condición de lo singular, propia del goce femenino, abre la nueva manera de concebir al síntoma analítico en tanto contiene un núcleo de goce que, como tal, no se deja captar por lo particular de las estructuras clínicas, ni mucho menos, por una consideración clínico-psicopatológica.Al síntoma así concebido no es posible encuadrarlo en términos de normalidad-anormalidad. Esto es así porque responde por la lógica del no-todo, que se instala en la inteligibilidad de la experiencia analítica a partir de la construcción lacaniana de las fórmulas de la sexuación.”

Extracción del prólogo escrito por Samuel Basz del libro “Caras del goce femenino” de Carolina Rovere.

Aporte de Cristina Trevisan. Participante EOL Sección Rosario.

EXTRACCIONES 11

En el Seminario 19 Jacques Lacan dice: “Que el sexo sea real no da lugar a la menorduda. Y su estructura misma es lo dual, el número dos. Piénsese lo que se piense, nohay más que dos: los hombres, las mujeres. En el nivel de lo real, no hay auverneses”(1). La cita de Lacan alude a los habitantes de Auvergne, región de Francia.Miquel Bassols refiere que en la batalla de Whetersfield el general George Washingtonse maravilló de que soldados franceses combatieran como hombres y bailaran comomujeres y que el general Jean-Baptiste Donatien de Vimeur, conde de Rochambeau,que comandaba las tropas, le habría respondido: “ni hombres ni mujeres, ellos sonAuverneses”, aludiendo a un tercer sexo (2).Para Lacan no hay tercer sexo, hay un real y ese real está en que, de hecho, hay dos.Pero, ¿cuáles dos? No simplemente hombres y mujeres, dos géneros, ya que másadelante aclara que hace falta que sean dos: cero y uno, lo que da dos en el planosimbólico (3).No se trata de otros sexos, sino de lo hèteros, el Otro sexo como tal, para ellos y paraellas. El lugar del “segundo sexo” queda vaciado, en cuanto ser, para la relación sexual.Y aquel vacío resulta muy importante para nuestra práctica. Es el vacío de lo que Lacanllama el lugar del Otro. Es el lugar donde se inscriben los efectos de la palabra y de lainterpretación psicoanalítica (4).Jacques Alain Miller, en El lugar y el lazo, llega a hacer de la no relación un tipo de lazonegativo: el grado cero del lazo (5).

Aporte de: Raúl Vera Barros. Miembro de la EOL Sección Rosario y de la AMP.

Bibliografía1. Lacan, Jacques. Seminario 19, “O peor”, clase XI, “Cuestión de unos. Charla”, págs.151, 152.2. Bassols, Miquel. La diferencia de los sexos no existe en el inconsciente, nota 1, pág.36.3. Lacan, Jacques. Ibídem, capítulo VII, “La partenaire desvanecida”, pág. 1024. Lacan, Jacques. Ibídem, pág. 93.5. Miller, Jacques – Alain. El lugar y el lazo, Clase 2, pág. 32.

EXTRACCIONES 12

No hay sentido del sentido, de la misma manera que no hay Otro del Otro. El sentido es lo que responde a la pregunta: ¿Qué quiere decir eso? Si buscamos el sentido del sentido debemos seguir preguntando: ¿Qué quiere decir? Lacan toma la expresión sentido del sentido, como una manera naif de captar el sentido. El sentido demuestra que en el lenguaje no se puede hacer conjuntos, sino que siempre el lenguaje tiene un agujero. La fuga del sentido demuestra la función del no-todo en el lenguaje. El sentido es como el conjunto de Russell: nunca permite una completud.Miller nos dice que hay que prestar atención al tema de la huida. Siempre hay un elemento que huye, que descompleta. Tanto el discurso universitario, histérico, el del amo, demuestran que todos los discursos tienen fugas; y todos tienen un tapón. Es como una dialéctica entre la fuga y el tapón. Lacan dice que la relación sexual no figura en el lenguaje, sino que hay una huella y esa huella es una chicane infinita. Hay una chicane cuando el espacio no permite ir recto, y su disposición obliga a hacer zigzag.La propiedad del sentido se hace más evidente en el psicoanálisis porque la operación de hacer hablar confronta al sujeto con la relación del significante con el significado, con el querer decir, y con el lograr decir lo que se quería decir, con la fuga –huida del sentido. La huida del sentido, su escapismo es un real. Es la manera que experimentamos en el lenguaje lo imposible de la relación con el sentido.

Extracciones de: Introducción a la Clínica Lacaniana de Jacques–Alain Miller. Conferencias en España. Año 2007📌

Aporte de Verónica Lagamma.Participante Eol Sección Rosario

EXTRACCIONES 13

… ‘’estas no inscriben la relación con el otro sexo. Inscriben, cada una de ellas, que cada sexo se plantea en función de una relación con el falo, como variable en la función fálica.…del lado del fantasma, en el que puede parecer-en este caso, en el plano imaginario- que el sexo se plantea en una relación con el otro sexo. En el plano imaginario, no en el real. Puesto que es mediante una relación con el objeto(a) como lo escribimos – el objeto(a) como asexuado.En este sentido lo que Lacan extrae de la experiencia analítica es que la relación sexual responde a una fórmula que no cesa de no inscribirse, o sea lo imposible absoluto. En cuanto tal es inaccesible, eso es todo. Y esto es también lo que constituye lo infinito de la experiencia analítica en este plano.’’‘’por supuesto que, entre sexuados … hay encuentros’’…significa que a pesar de o-por qué no-debido a la estructura de lo imposible, hay contingencia.’’Extracción de: Miller, Jacques-Alain, 1, 2, 3, 4, Tomo I, 1a ed. Paidós, 2021 p.225/26 de El Cuadrado Modal

Aporte de Marta Ricciardi Participante EOL Sección Rosario

EXTRACCIONES 14

“Hay que decir que la metáfora infantil del falo sólo es lograda cuando falla. Sólo es lograda si no atornilla al sujeto a una identificación fálica y, por el contrario, le da acceso a la significación fálica en la modalidad de la castración simbólica, lo cual requiere que se preserve el no-todo del deseo femenino y, por lo tanto, que la metáfora infantil no reprima en la madre su ser de mujer.”Extracción de: Jacques-Alain Miller, Intervención en el Colloque L’ enfant entre la femme et la mére, Lausanne 2/ 6/96, El niño entre la mujer y la madre, Rev. Carretel I

Aporte de Graciela Giraldi Miembro de la Eol Sección Rosario y de la AMP

EXTRACCIONES 15

Lacan inventa para el escrito un estatuto diferente al estatuto del significado separando lo que antes estaba unido, “escritura y lectura”. El escrito como tal no es para leer.El síntoma, como lo que no cesa de escribirse para un sujeto es correlativo a un saber que no cesa de no escribirse. Si hay síntoma entonces no hay relación sexual porque hay ausencia de saber en lo que concierne a la sexualidad y al goce poniendo en evidencia un “no está escrito”, es decir la relación sexual como imposible. Los dichos rodean el imposible de decir de la relación sexual. No hay relación, queda lo imposible de escribir, el agujero estructural de lo simbólico. Hay Iteración del Uno, hay Uno, hay goce. La relación entre los sexos queda ligada a la contingencia del encuentro, del encuentro con los signos del amor, del deseo y del goce. Con este cambio de perspectiva empieza la última parte de la enseñanza lacaniana.“Decir, leer, escribir”. La escritura nos pone en el horizonte la lectura de los nudos. Leer implica que haya un escrito que siempre nos remite a la interpretación y también a lo que se escribió para no ser leído. La interpretación por el equívoco instala la dialéctica entre sentido y fuera de sentido, entre letra y significante. Decir siempre será fundamental en nuestra práctica pero un análisis no se reduce solo al acto del decir. Escribir con palabras ahí donde hay algo imposible de decir. Queda al analista su acto.Bibliografía:Lacan, J. (2012). El Seminario. Libro 19. …o peor. Buenos Aires. Paidós Lacan, J.(1981). El Seminario. Libro 20. Aún. Buenos Aires. Paidós.Miller, J A. (2008). El partenaire síntoma. Buenos Aires. Paidós.Miller, J A. (2013). Piezas sueltas. Buenos Aires. Paidós

Aporte de Ana Prieto Participante de la EOL Sección Rosario

EXTRACCIONES 16

En el piso inferior de las Fórmulas de la Sexuación, Lacan coloca a La/ mujer tachada como modo de expresar que no existe referente para lo femenino. Lacan plantea el No-todo a partir de conjuntos abiertos que excluyen su límite; es por eso, que se los cuenta uno por uno. Se trata del No-todo, que se agrega al lado Todo que sí tiene referente y que permite cerrar un conjunto que nombre un universal: todos. Me interesa reflexionar sobre el estatuto que tienen los vectores que se encuentran en el piso inferior de los Matemas y que se articulan con los goces: fálico y femenino. Puntualmente me interroga si se trata de dos líneas o de una sola quebrada haciendo ángulo en La/ mujer. En el Seminario O peor, antes de la plasmación definitiva de las Fórmulas, Lacan plantea que “la mujer es no toda porque su goce es dual”. Según el diccionario, dual significa que tiene o reúne en sí dos caracteres o fenómenos distintos. Dual, entonces, no es doble. Leamos esta cita junto a otra del Seminario 20: “La mujer tiene relación con S(A/) y ya en esto se desdobla, no-toda es, ya que, por otra parte, puede tener relación con Φ”. Podemos leer que en el terreno de lo femenino existe un desdoblamiento inherente al estatuto No-todo. Pero nuevamente, el término desdobla no indica que sean dos elementos separados, porque un doblez es parte de una misma pieza. Por lo tanto, ¿no podemos decir que se trata de una sola línea que vincula ambos goces? Y entonces, ¿qué consecuencias clínicas tendría esto? Lacan, J. El Seminario libro 20: Aún (1972-73), Buenos Aires, Paidós, p.17Lacan, j. El Seminario libro 19: O peor (1971-72) Buenos Aires, Paidós, p. 101Íbid, p. 98.

APORTE DE CAROLINA ROVERE MIEMBRO EOL SECCIÓN ROSARIO Y DE LA AMP

EXTRACCIONES 17

Nos dice Miller, en “El Otro que no existe y sus comités de ética”, que el goce en la época que nos toca no se sitúa a partir de los significantes amo, sino en la vertiente del plus de goce, como tapón de la castración.A partir de esto, ubica la posición del analista: “…se trata justamente de un psicoanálisis coétaneo de la promoción del plus de goce, lo que nos exige ser más contemporáneos de Lacan, sobre todo en la cuestión de la interpretación”. Se entiende, un psicoanálisis en la época del consumo, ya sea de los gadgets, o de los sujetos consumidos.Nos planteamos estar a la altura de la época, y hoy, nos encontramos que la época ha cambiado. Pasamos de la época del padre, la época de otro consistente, a la época del Otro que no existe. Esto quiere decir, ubicar este pasaje en el lugar del analista, y precisar una clínica que está ya lejos del para todos y se ubica en la aspiración a la femineidad, al NO TODO.Esta es la apuesta de trabajo que tomamos en esta jornada y que nos encuentra de lleno en el tiempo que nos toca.

Aporte de Daniel Perretta Miembro de la EOL Sección Rosario y de la AMP