XXI JORNADAS ANUALES DE LA EOL SECCIÓN ROSARIO. ACTUALIDAD DE LAS FORMACIONES DEL INCONSCIENTE. 26 DE OCTUBRE DE 2019. Toda la información sobre Costos y modos de inscripción de las Jornadas de la EOL Sección Rosario.

 

 

 

ARGUMENTO 

En la conferencia “El inconsciente y el cuerpo hablante”, J-A Miller nos plantea “…se tratará del parlêtre en tanto que sustituye al inconsciente, en la medida que analizar al parlêtre ya no es lo mismo que analizar el inconsciente en el sentido de Freud, ni siquiera el inconsciente estructurado como un lenguaje. Diría, incluso: apostemos porque analizar al parlêtre es lo que ya hacemos, y que tenemos pendiente saber decirlo.”.

El funcionamiento propio del inconsciente freudiano es el de la interpretación. Un trabajo constante de cifrado que, además, en el marco de la cura analítica pide desciframiento. En este punto nos encontramos de lleno en el campo del sentido y de la verdad. En este orden, el trabajo interpretativo no tiene fin.

Lacan parte del inconsciente Freudiano. Al inicio de su enseñanza postula al inconsciente estructurado como un lenguaje. En su seminario «Las formaciones del inconsciente» desarrolla claramente, y a partir del estudio de la obra freudiana sobre el chiste, que el inconsciente es el discurso del Otro. Las formaciones del inconsciente son las balizas que orientan indicando que habría una verdad del sujeto a la que se apunta a través de la interpretación

Este funcionamiento interpretativo obedece al esfuerzo de trabajo constante que realiza el sujeto para dar un sentido al trauma: la irrupción de lalengua en el cuerpo.

En el trabajo de Freud hay un punto donde la interpretación que encuentra un tope, un punto de basta: al localizar el sentido sexual de una formación del inconsciente y en ese sentido da por levantadas las represiones. Nuestra experiencia nos hace saber que el sentido sexual es solo un sentido, y el inconsciente continúa su trabajo de cifrado.

La elaboración de Lacan nos lleva a un punto diferente: el lugar de lo imposible, una imposibilidad de la articulación significante. Se trata de ir más allá del sentido sexual, apunta a la inexistencia de la relación sexual. Esto sería un universal, un para todos.

La cuestión pasa por cómo, en la singularidad cada quien intenta distintas soluciones con el goce para tratar de hacerla existir. En este punto, es posible el encuentro con la satisfacción (de las formaciones del inconsciente).

En el prefacio a la edición inglesa del seminario 11, Lacan plantea que estaremos seguros de estar en el inconsciente cuando el espacio de un lapsus ya no tenga ningún alcance de sentido. Y en esta ocasión nos presenta al inconsciente como real. En dicho escrito, Lacan nos dice que: “El espejismo de la verdad, del que solo cabe esperar la mentira, no tiene otro término que la satisfacción que marca el fin del análisis” (Lacan, J. Otros Escritos, pág 600).

Este renglón de Lacan sintetiza un movimiento que es el de reducción significante al hueso de lo real, y es la dirección que toma la cura en la que incluye como final la satisfacción.

La satisfacción corresponde al sinthome. Hablar de sinthome nos mete completamente en el campo del goce, plantear al inconsciente a partir de ese campo en el que encontraremos que el goce del síntoma deja de tener sentido, donde cae la interpretación freudiana y nos encontramos, ya no en el análisis del sujeto, sino en el del parletre.

En su Seminario 24, Lacan busca un significante nuevo, piensa al inconsciente como el essaim, un enjambre de S1 solos. Un S1 solo que no tiene efectos de verdad y anula al sentido.

Por eso podemos decir que hay un recorrido que transita desde un inconsciente romano tal como lo concebía Freud con sus estratos y capas, con una carretera principal –el nombre del padre. Camino de las formaciones del inconsciente y de las interpretaciones.

El recorrido lo continúa Lacan, en Baltimore al amanecer, donde observa las múltiples luces que se prenden y apagan en el horizonte. Múltiples luces, múltiples S1. El inconsciente es Baltimore de madrugada. Los S1 la marca de lalengua en el cuerpo.

Lo que Lacan perseguía era como acceder a lo real. La apuesta es como orientarnos con este real con nuestros recursos: la interpretación en contra del sentido y con la caída de los semblantes.

Nuestras elaboraciones y las que podamos obtener del pase, ubicando la satisfacción del final del análisis nos orientarán en esta tarea.

EJES TEMÁTICOS

LACAN LEYENDO A FREUD

•El inconsciente freudiano y su actualidad

•Transferencia e interpretación

•La interpretación, sus usos y sus límites

•Placer y goce en las formaciones del inconsciente

 

LA ÚLTIMA ENSEÑANZA DE LACAN

•Acontecimiento de cuerpo e inconsciente

•Las formaciones del inconsciente y lalengua

•SÍntoma, sinthome e inconsciente

 

SINGULARIDAD Y MODOS DE GOCE

•Actualidades del inconsciente

•Sexuación e inconsciente

•El inconsciente y el final del análisis